sábado, 1 de marzo de 2008

HERALDICA EN FIGURAS

Jonathan R. Baker, miembro de American Heraldry Society, trae por armas:

Su página web, en la que plantea algunas realidades heráldicas es la siguiente:
Home Page:
http://www.baker-clan.com/

En la página correspondiente de American Heraldry Society, ha explicado que ha decorado la figura, según el proceso que se revela en las fotos que se posponen a estas lineas, para regalar a su padre.


Esta misma figura, puede verse en la red bajo otro aspecto, con otras armas:

viernes, 29 de febrero de 2008

HERALDICA Y OPUS DEI


La afición a esta ciencia ¿o es arte?, ¿o es un arte que tiene algo de ciencia?, ¿o una ciencia que permite que le influya el arte?...; decía que la afición a esta ciencia la debo en buena medida al Opus Dei. Mis padres son miembros de esa prelatura. Desde pequeño me llevaron por centros y aun sigo yendo.
De hecho, tengo pendiente para el sábado siguiente a Semana Santa, una conferencia en un centro de jóvenes de aproximadamente una hora sobre el escudo nacional y un baño general de la situación actual de la heráldica. El encargo me ha llegado de un compañero de clase del colegio, hoy sacerdote de la prelatura, don Francisco de Borja Dantart. La primera entrada que coloqué en este diario fue precisamente sobre las armas del Opus Dei. Y es que siempre me llamó la atención el cuidado que tenían en escoger un escudo para cada centro, para cada casa de convivencias, para cada oratorio. Todo muy elaborado y con muy buen gusto. Adjunto, lamentablemente las fotografías son de una calidad terrible, el escudo de una gran casa de convivencias que existe en Jerez de la Frontera, denominada Pozoalbero y la razón del porqué de su nombre y la evidencia de que su escudo es parlante. De igual forma se dispone a continuación la puerta de entrada al edificio principal de Molinoviejo, finca también dedicada a convivencias, con prueba de su propósito parlante. Por último se añade fotografía, que ya se había mostrado en otra ocasión, relativa al oratorio de un centro situado en una calle importante de Madrid, con un despliegue heráldico fabuloso, relativo a Colegios Mayores de la Prelatura:

jueves, 28 de febrero de 2008

CRUZ FLORDELISADA

El famoso arquitecto Calatrava ha dispuesto, al parecer, un escudo en la puerta de su domicilio, en la capital del antiguo reino de Valencia, cargado de una cruz de Calatrava, atendiendo a la igualdad sonora de su apellido, con el del nombre de la orden militar castellana y española. La noticia proviene de un noble lector de este blog y aparece recogida en esta página: http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=3814_19_407233__Comunitat-Valenciana-Calatrava-impulsa-patronato-paralelo-Orden-Militar-para-poder-usar-escudo-armas

Es más que probable que los datos que maneja la publicación sean incompletos. En caso contrario, no se entendería esta reclamación por parte de la orden. La cruz flordelisada es un mueble común en la heráldica española. Hace referencia a un doble símbolo: La cruz representa a Jesucristo. Los extremos acabados en flores de lis representan a María Santísima, formando una unidad del todo estética. Sí se entiende perfectamente la necesaria defensa de un símbolo particular. Máxime cuando se trata de la señal gráfica de una institución que tan grandes servicios prestó a estos reinos y a la cristiandad entera. Pero considerar apropiación de símbolo propio, el disponer en la puerta de un domicilio una cruz flordelisada de gules, parece desproporcionado.

La familia de mi esposa, los Piedrafita de toda la vida de Zaragoza, usa un partido que no viene a colación. Pero sé que unos familiares no muy lejanos de mi suegro, residentes en la vecina provincia de Huesca, en el pirineo aragonés, usan de inmemorial cruz flordelisada de gules sobre campo de oro. ¿Se les reclamará también que modifiquen sus armas? No parece lógico. Es evidente que la información es incompleta. Y al hilo de este mueble heráldico, la orden de Predicadores también usa tradicionalmente un gironado de plata y sable, con cruz flordelisada brochante del uno al otro.La foto que se adjunta representa un escudo de madera pintado con las armas de la orden de predicadores en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Rosales, aneja a la comunidad de frailes dominicos que se encuentra situada en la urbanización de Galapagar denominada Parquelagos. El autor del blog es también el autor de este escudo.

miércoles, 27 de febrero de 2008

PALOS DE CONDE SOBERANO


Añadir a la entrada de antesdeayer, que los llamados palos de Aragón, no son tales. Son los palos del principado de Cataluña o mejor del condado soberano de Barcelona.


Está perfectamente datado que cuando Ramón Berenguer, de 21 años, casó con la princesa Petronila, de 2 años, futura reina doña Petronila, el rey de Aragón padre de aquella, Ramiro II el monje, no tenía armas. Al contrario que su yerno el conde, conde soberano de condado independiente de Barcelona, que sí portaba un escudo de oro, cargado de cuatro palos de gules.El escudo de los cuatro palos, lo es del reino de Aragón, en tanto que el heredero del matrimonio de Ramón Berenguer IV y Petronila, Pedro II, fue ya rey de Aragón, pero con las armas de su padre, el conde de Barcelona.

martes, 26 de febrero de 2008

EVOLUCION DE LA HERALDICA

Se propone, improbable lector, la visita a esta página, http://www.cattoliciromani.com/forum/showthread.php/stemmi_dei_vescovi_delle_diocesi-2860.html, en la que se exponen someramente escudos episcopales de obispos católicos. La mayoría de los escudos proceden, dado que la página es italiana, de escritores de los antiguos reinos y estados soberanos que hoy son Italia. No obstante hay una buena colección de escudos episcopales de otros países. Sobre todo de Estados Unidos. Se trata de un verdadero armorial: Es decir de una relación nominal y gráfica de escudos. Sin entrar en más disquisiciones sobre el blasonamiento de los mismos, la idoneidad de su elección o los motivos que llevaron al poseedor de cada escudo a escoger esas armas.Esto da pie a una reflexión. Breve pero pretendidamente reveladora de la evolución de la heráldica. De la evolución de la transmisión de esta ciencia.

La heráldica representó una novedad, en el primer tercio del siglo XII, aceptada y practicada casi de forma simultanea en todo el occidente europeo.
Efectivamente, y a pesar de la insistencia de varios autores, la heráldica de nuestra cristiandad occidental, no procede del contacto, durante las cruzadas, con las costumbres orientales. Parece demostrado por varios autores, entre los que hay que citar al insigne heraldista don Faustino Menéndez Pidal, que la heráldica nació espontáneamente en el área considerada clásica, la zona anglo-francesa, convirtiéndose en una moda de contagio virulento en toda la cristiandad.
Esta moda, inicialmente, solo durante unos años, fue propia de caballeros, con el ánimo de ser reconocidos a través de su señal armera. Pero en pocos años, se descubrió el valor ornamental de los emblemas heráldicos y se extendió con rapidez desconocida a todas las capas sociales. A todas. De esta forma, en la región formada por los reinos que hoy son España, se comenzó a ornamentar todo tipo de utensilios con las armas del poseedor. La decoración aquí, en estos reinos, se basaba sobre todo en la repetición. En diversos monumentos, sobre todo funerarios de esta etapa, en los que reposan personajes ilustres, se puede comprobar como, el valor ornamental imperante, era la repetición de las armas del poseedor. En estos reinos de España, el escudo suponía la acepción familiar. Es decir, toda la familia comenzó a portar las mismas armas. Y así los más diversos utensilios, ropas, lo más variado de los usos y costumbres, se vio adornado con los escudos de familia del poseedor. Desde esta situación, trascurrido un tiempo, se comenzó a considerar el valor ornamental de la heráldica desde el punto de vista de la colección de escudos: Del armorial, como la página cuya visita se ha propuesto al comienzo de esas líneas. Y así surgieron extraordinarios exponentes de lo que hoy consideramos joyas heráldicas: El armorial de Gelre, el libro de la cofradía de Santiago de la Fuente o el armorial de Urfé. En esta página puede observar algunas de aquellas joyas: http://www.heraldique-europeenne.org/Armoriaux/Gelre/Index_General.htm. Añadir que a un armorial inglés, el armorial Segar, el Segar´s roll of arms, se debe la existencia del actual escudo de Galicia. Y esto ocurrió porque el autor del armorial, dibujó un cáliz para dar unas armas a un rey del que había oído hablar, el rey de Galicia. Y dibujó para él unas armas parlantes: Calice, en inglés, significa cáliz. Después y durante siglos, la heráldica cayó en una decadencia absoluta. Desde mediados del siglo XX y hasta hoy parece recuperarse en buena medida esta ciencia. Hoy el campo heráldico es más amplio. Aborda sobre todo investigaciones de carácter histórico, determinando a quien pertenece un escudo cualquiera hallado en, por ejemplo, una tumba en una iglesia de un pueblo castellano.Otra corriente muy atractiva, busca determinar cuales fueron los motivos que condujeron en el pasado o han conducido en la actualidad a un personaje, a optar por unas armas cualesquiera… De esta forma se ha alcanzado un nivel científico que se tenía olvidado en los últimos siglos.Y de esta forma se mantiene viva no solo la heráldica en tanto adopción de armas por personajes vivos, sino también en tanto mantenimiento científico de una ciencia auxiliar de la historia.

lunes, 25 de febrero de 2008

CONDADO SOBERANO DE BARCELONA

En la página que se adjunta: http://ret001qm.eresmas.net/vaticano.htm, podrá encontrar, improbable lector, copia de la emisión de monedas de euro del estado Vaticano. Entre ellas se encuentran las correspondientes a uno y dos euros de la última sede vacante en la que el cardenal camarlengo, el cardenal que quedó al mando de la iglesia universal, era el español Martínez Somalo y cuyas armas se representaron en dichas monedas, bajo el umbrelino de la sede vacante. Ese umbrelino, que desde la edad media se representó y usó verdaderamente para cubrir de las inclemencias del tiempo al santo padre, fue el que sirvió de modelo para la creación de las armas del condado de Barcelona, después reino de Aragón. El papa era tradicionalmente cubierto por un paraguas, el umbrelino, cuyos gajos se coloreaban de oro y gules.
El conde soberano de Barcelona, don Ramón Berenguer IV, el futuro marido de la reina niña de Aragón, doña Petronila, fue el primero que usó los palos de gules sobre campo de oro.
Lo de Wilfredo el velloso, individuo que vivió unos ciento ochenta años antes del nacimiento de la heráldica, consiguiendo del rey Carlos el calvo de Francia el reconocimiento a su valor, mojando el rey sus dedos en la mortal herida del catalán y rasgando de sangre la superficie del escudo de oro, no es sino fábula. Muy gráfica, facil de recordar, pero del todo infundada.
Añadir que los colores de nuestra bandera, como ya se explicó en otra reciente entrada, provienen de los colores de las armas del condado soberano de Barcelona.

domingo, 24 de febrero de 2008

VESTIMENTA HERALDICA

Como complemento a la entrada de ayer mismo, se añade otro individuo que debería vestirse, en actos solemnes y atendiendo a su oficio, con sus propias armas, además de las del reino que da nombre a su firma como rey de armas. Se habla, improbable lector, de su excelencia el señor marqués de la Floresta, cronista-rey de armas de Castilla y León.